La energía y su valor estratégico

La estrategia central en cualquier País , es asegurar la autonomía y la disponibilidad suficiente de energía, relacionada con seguridad nacional, geopolítica y la sostenibilidad del desarrollo.

La demanda mundial de energía crecerá aproximadamente 60% en los próximos 25 años, siendo el 75 % de la energía primaria de origen fosil y no se vislumbra un sustituto competitivo en este tiempo, además los expertos internacionales pronostican la posible declinación de las reservas petroleras; mientras el crecimiento de la oferta energética se encuentre por debajo del crecimiento del PIB y permanezca la inestabilidad en Medio Oriente, habrá crisis energética e incremento de precios en hidrocarburos.

Los hidrocarburos juegan un rol preponderante en el desarrollo económico y social, en el aporte al PIB y en la cobertrura de las necesidades futuras de energía en Bolivia; nuestros mercados y socios naturales son Brasil, Argentina y Chile, pero es conveniente diversificar clientes con GNL( gas natural líquido), para adquirir poder de negociacion en la definicion de precios Cada vez pesa más el impacto ambiental de los energéticos, por ello es importante incorporar la variable que represente este impacto, en la ecuación que define el precio del gas natural con los clientes de exportación .

Para hacer sostenible la producción, industrialización y comercialización, es fundamental intensificar la exploración, aumentar y calificar las reservas probadas, ampliar la capacidad instalada de explotación y logística hidrocarburifera; se debe incrementar y metanizar la exportacion para industrializar los otros componentes y tener porductos derivados del gas natural, convertir gas a liquidos (GTL),implementar los gaseoductos virtuales, incentivar la conversión de la matriz energética a gas natural.

En base a políticas y estrategia energetica integrada, hay que diversificar hacia el desarrollo competitivo y sostenible de energías renovables de fuentes eolica, geotérmica, en especial hidrica, biodiesel y bioetanol, todas ellas relacionadas con el equilibrio sostenible del medioambiente, la deforestación y conservación de la biodiversidad en las áreas protegidas.

Las necesidades de capital financiero sobrepasan en demasía la capacidad del País, para captar dichos recursos es fundamental la transparencia, la confianza, la seguridad y el equilibrio jurídico, la estabilidad politica y social, y la rentabilidad aceptable de los inversionistas y los bolivianos.

En YPFB, la institucionalidad, transparencia, capacitación, estabilidad laboral, nivel salarial, cualificación profesional y experiencia, son vitales para negociar, tener competitividad, diseñar políticas, definir estrategias, establecer planes y gestionar su cumplimiento en el área de hidrocarburos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *